M.E. 1: La Lluvia Dorada III

— Anterior: Parte II —

Dánae, Gaspar Becerra
La sorprendió una presión delicada pero firme contra sus labios. Algo se apretaba contra ellos, caliente y aterciopelado. El aroma almizcleño inundaba sus fosas nasales, incitándola a acercarse aún más, a tomar en la boca aquello que se le ofrecía. Se humedeció los labios, dejando que su lengua rozara lo que la instaba a abrirse. Carne. Gruesa y dura. Picante y salada. Mojada…
Abrió la boca, dejando entrar esa carne que le gustaba, limitándose a chuparla y succionarla, a rasparla suavemente con sus dientes. No tenía ni idea de lo que le estaba pasando, ni de lo que tan ávidamente empujaba en su interior, pero la llenaba de una dicha irresistible, contra la que no quería luchar.
Gimoteaba mientras se hundía más adentro, protestaba cuando amenazaba por salir de ella, aún cuando aprendió que sólo era un impulso necesario para que resultara aún más placentero. Adelantó una mano y pudo apoyarla sobre más carne, firme y cubierta de vello que le hacía cosquillas en la palma. Abrió los ojos curiosa, pero sólo encontró el reflejo de un hombre desnudo, que daba la espalda a la pared y que mecía sus caderas contra lo que había sobre la cama.
Dilató los ojos aún más, al darse cuenta que era ella la que estaba sobre la cama y que lo que chupaba ansiosa era la carne de un hombre. Gimió de forma gutural al aceptar el hecho, cerrando los párpados para poder saborearlo a placer.

El hombre apenas podía contener sus mudos gemidos, mientras la pequeña boca tomaba su cuerpo como si bebiera sedienta de un odre. Se deslizaba entre sus labios blandos, que desnudaban la fuerza de una lujuria infinita. Podría dedicarse durante toda la eternidad a saciar la sed de aquella boca inexperta, ofreciéndole su cuerpo para que lo degustara con semejante deleite.
Sus mejillas arreboladas se hundían y expandían en su ansia por saborearlo. Tan pronto sus labios se abrían para poder pasar la lengua a lo largo de su carne henchida, como su boca se cerraba entorno a la cabeza perlada de su semilla. Sus pequeñas manos lo habían encontrado y acariciaban curiosas la piel suave por ella humedecida, ahuecaban la pesada bolsa que guardaba su simiente esperando la explosión que la liberaría.
Guardaba su pudor manteniéndose invisible, pero ella clavaba los ojos abiertos en un punto detrás de él, y parecía gustarle lo que veía.
La instó a tomar más rápido lo que le ofrecía, mientras sus dedos exploraban su cuerpo tierno bajo él. Una fugaz caricia a sus pechos, a su vientre tembloroso, hasta llegar al manantial de dicha que le había nutrido hacía unos instantes. Volvía a fluir de él un denso elixir que aumentaba con cada succión y empapaba su mano, brillante y resbaladizo. Se lo llevó a la boca paladeándolo de nuevo, dejando que ella rogara por sentirlo justo allí, enjuagándola de esa locura.
Lo hizo, una y otra vez, ahuecando la palma mojada sobre ella, presionando el nudo de nervios que una vez ya la había hecho explotar. Hundía los dedos en ella, llenándola, advirtiéndola de lo que vendría a continuación. Pronto descubrió que la exquisita boca de la joven se movía al ritmo que él mismo imponía, y lo fue aumentando hasta que la locura los envolvió a partes iguales. Penetraba su boca al mismo son que se movían sus dedos, arrancándola gemidos furiosos que le instaban a otorgarle el placer que prometía. Más rápido, más y más aún.
Sostuvo la palma abierta en su pubis delirante y apretó los dedos en su interior a una velocidad enloquecedora, hasta que la notó tentarse, apretarse contra él y de su fuente manó el néctar, regando la mano que la torturaba, su vientre y sus propios muslos en una liberación sublime.

4 comentarios:

Maria dijo...

Joder....perdon!!!

Leñe,q cap.!!!!!!

Tenia un empiezo de dolor de cabeza,pero se me ha ido por ensalmo......

Este relato cual es?uno q empiezas nuevo o uno q ya tienes empezado y tienes colgado ya cap. de él?

Perdona por tanta pregunta niña,pero es q si es afirmativa la respuesta me gustaria leer los anteriores.

Un beso

Kyra Dark dijo...

Hola!!!
Nada, mujer, todas las preguntas que quieras!
Es el tercer capítulo. Los dos anteriores los puedes leer si pinchas en la etiqueta de abajo o la que hay a la derecha donde pone Series en Fase de Creación. La etiqueta es Mitología Erótica!!
Espero que te guste!!
Besos!

Iris dijo...

Simplemente genial, y caliente, muy caliente. Vaya con Zeus, de lo que era capaz, y Danae, tantos años de cautiverio la tenían muy necesitada.

Besos

Ah, he leído el capitulo que me faltaba de habitación 609, como aprendió la chica, me hubiera gustado verle la cara a Peter, cuando le quito a la chica.

Mas besos

Ah, tengo un nuevo proyecto, pásate cuando puedas y me dices que te parece, es solo un pequeño resumen.

http://iris-alasparavolar.blogspot.com/2010/04/mi-historia-para-los-fines-de-semana.html

Ahora si me voy.

Perséfoneluz dijo...

Sos muy buena en esto. Te felicito.

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.