Los Hilos del Titiritero, Jeshua Morbus





 En mitad de una noche tormentosa, tras un asalto desastroso, Bus, ladrón de guante blanco de profesión, pensaba que las cosas no podrían irle a peor. Se equivocó. Cuando pensó que ya nadie podría perseguirle, que nadie podría encontrarle tras su crimen, que no podrían señalarle por la calle; una niña, en el lugar más inesperado, le llamó por su nombre.
Su verdadero nombre.




Los Hilos del Titiritero es una obra que me sorprendió desde el momento mismo que leí el argumento. Quizá porque las historias de ladrones siempre me han fascinado. Quizá por esa última frase que presagia algo realmente malo. A lo mejor porque ambas cosas mezcladas con fantasía, son una auténtica bomba.
La historia está narrada por Darío, alias Bus, que nos cuenta el giro inesperado que de pronto da su vida cuando se encuentra con una niña que parece saber de él algo más que su nombre. Teniendo en cuenta que nuestro ladrón es un maestro del disfraz y del engaño, parece algo imposible. Aquí tengo que reconocer que me sorprendió un poco la naturalidad con la que Darío acepta a Mógel (la niña) en su solitaria vida. Había esperado algo más de resistencia por su parte aunque, claro, siendo quién es Mógel… Por aquel entonces, la historia ya me tenía enganchada: las airadas llamadas de un hombre misterioso, la extraña actitud de la pequeña, la confusión de Darío… No voy a contar más porque no le quiero destripar la obra a nadie.
El caso es que Jeshua Morbus mantiene la intriga durante toda la novela y, en el momento de desvelar misterios, siempre se asegura de que quede uno más por resolver. Me asombró mucho, también, la identidad de Mógel, y debo decir que muy gratamente. He leído sobre muchos personajes de ficción y no llegué a adivinar qué ser era ella hasta que el autor nos reveló su secreto. También tengo que alabar cómo desarrolla este personaje y sus características, durante la novela. Es todo un derroche de originalidad en estos tiempos donde parece que los ángeles y vampiros nos tienen asediados (y conste que me gustan ambos). Si no hubiera tenido ya unos cuantos puntos a su favor, éste sería el definitivo para animaros a leer esta novela.
En cuanto a la narración, reconozco que eché algo de menos la calidad que el autor había demostrado una y otra vez en su blog (y con esto no digo que el libro esté exento de ella). Quizá es la ausencia de un lenguaje más elaborado lo que hace que la novela sea tan amena y rápida de leer. También, vi algunos errores de corrección, pero esto lo digo ya por ponerme puntillosa, ya que no consiguieron apartarme de la lectura.
En líneas generales, se aprecia que la obra está escrita por un autor novel, pero la originalidad de la historia, el misterio que la envuelve desde la primera página y la rapidez de la narración, hace que sea una novela que todos los amantes de la fantasía debemos tener alguna vez en nuestras manos.

Nota a los futuros escritores (entre los que me incluyo): Estos nuevos escritores nos están poniendo el listón muy alto.

(Blog de Jeshua Morbus. Muy recomendable)

(Compra la novela aquí)

1 comentario:

Tatty dijo...

A mí también me gustó, es una historia original y mantiene la intriga muy bien hasta el final

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.