Juego de Tronos, la Serie: El Muro

Con El Muro ponemos punto y final a los personajes más notables de Juego de Tronos. Aunque no estoy muy segura de que esto sea cierto ya que cada personaje del libro está tan bien integrado en la historia que si sólo uno faltara quizá la historia cambiaría.
El Muro no es una Casa como tal. Es una frontera entre Poniente y el Norte, la Tierra de los Salvajes, del Rey-más-allá-del-Muro y de los peligros que trae el frío.

EL MURO

Uno de los elementos más distintivos de Canción de Hielo y Fuego es sin duda el Muro, una impresionante muralla que se extiende a todo lo ancho en el norte de Poniente, custodiada por la Guardia de la Noche. Ambos defienden desde hace miles de años a los hombres del horror sin nombre que acecha más allá…

Debemos remontarnos unos 8.000 años antes de Canción de Hielo y Fuego para hablar de la construcción del Muro. En esos tiempos, Poniente estaba habitado por sus pobladores originales, los niños del bosque, y por los primeros hombres, que habían invadido el continente desde el sur unos 4.000 años antes. Tras un periodo de guerras, ambos pueblos habían sellado un pacto en la Isla de los Rostros y convivían en armonía, aunque los niños del bosque se habían retirado a lo más profundo de los bosques.
Pero durante un espantoso invierno, que duró una generación, surgieron desde el extremo norte unos seres gélidos e implacables, los Otros. Avanzando hacia el sur, fueron llevando el terror a todo Poniente, sin que nadie pudiese contener su paso, en lo que se conoció posteriormente como la Larga Noche. No está del todo claro cual fue su final, pero está en todo caso ligado a la creación del Muro y de la Guardia de la Noche por parte del legendario Brandon el Constructor, fundador de la Casa Stark. La recién creada Guardia de la Noche se enfrentó a los Otros en la batalla por el Amanecer y Brandon el Constructor inició la edificación del Muro para proteger los reinos de los hombres, añadiendo magia a los enormes bloques de hielo que formaron sus cimientos.

El Muro y la Guardia de la Noche fueron por tanto ideados para defender los reinos de los hombres de los Otros, sin inmiscuirse en las luchas que durante milenios se van a suceder al sur, en los Siete Reinos.

Desde la creación de la Guardia de la Noche los Otros no han vuelto a aparecer, y los tres toques de cuerno que anuncian su llegada llevan miles de años sin oírse. El principal enemigo de la Guardia durante esos años han sido los salvajes, o Pueblo Libre como se llaman a sí mismos, que habitan al norte del Muro. Sus comunidades hostigan de forma más o menos constante a la Guardia, intentando saltar el Muro para devastar las tierras más ricas del sur. En ocasiones se han unido bajo el mando de líderes que encabezaron serios intentos de invasión del norte; dentro de estos Reyes-más-allá-del-Muro destacan Raymun Barbarroja, Bael el Bardo, el Señor Astado, los hermanos Gendel y Gorne, y sobre todo Joramun, que hizo sonar el Cuerno del Invierno, del que la leyenda dice que puede derribar el Muro. Todos ellos fueron derrotados en su momento por la Guardia de la Noche y los Stark de Invernalia.

A pesar de que los Otros no hayan vuelto a aparecer, la Guardia no ha olvidado sus votos originales y constituye un poderoso ejército que sólo mira al norte y que no ha intervenido en las convulsiones que han tenido lugar al sur del Muro.

El Muro está construido a base de bloques de hielo, por lo que parece gris bajo un cielo nublado, pero de un brillante blanco-azulado cuando le da el sol. Los bloques de hielo se fusionan y se mantienen sólidos debido a la temperatura habitual en la zona, si bien durante los veranos el calor llega a fundir la capa más superficial, momentos en los que parece que el Muro llora. Su altura media es de unos 200 metros, aunque en algunos puntos es más alto, siendo visible desde muy al sur.

La muralla se va estrechando de su base a su cima, aunque ésta es lo suficientemente ancha como para que puedan transitar por ella una docena de monturas en paralelo y para albergar material de guerra como catapultas. En los castillos existen túneles cavados en la base por la Guardia de la Noche, sinuosos y fuertemente protegidos por rejas, a través de los cuales se puede cruzar; en las fortalezas abandonadas dichos túneles han sido tapiados con cascotes y nieve congelada. Sin embargo, parecen existir antiguos y olvidados túneles subterráneos.

Hay patrullas que lo recorren constantemente, formadas por dos exploradores y dos constructores, a lomos de mulas criadas especialmente en Guardaoriente para acostumbrarlas a caminar sobre el hielo; una de cada cuatro patrullas va por la base, buscando grietas en el Muro o signos de túneles. Además de las labores de mantenimiento, muchos Lord Comandantes han ido aumentando la altura del Muro, trayendo los bloques de hielo desde los helados lagos del norte.

La Guardia de la Noche tiene una estructura claramente militar, aunque con importantes peculiaridades, muy especialmente el hecho que el servicio sea de por vida y que sea incompatible con la vida familiar y la posesión de tierras. En este sentido, tiene características de una orden monástico-militar, si bien en ella se aceptan seguidores de cualquier religión.

La Guardia está organizada en tres órdenes, cada una de las cuales asume una función específica, aunque todos los hermanos tienen una formación militar básica y deben ser capaces de luchar si es necesario. Estas órdenes son constructores, mayordomos y exploradores. El Lord Comandante de la Guardia de la Noche es la máxima autoridad de toda la jerarquía.

El ingreso en la Guardia se puede realizar de varias formas, yendo desde una decisión voluntaria hasta una condena, tanto para nobles como para plebeyos. Así, puede ser un destino interesante para hijos segundones o bastardos de familias nobles, abocados a ser meros caballeros de sus hermanos mayores; la Guardia les ofrece la posibilidad de brillar por sus propios méritos, lejos de la estructura familiar. Pero es también un destino clásico para los enemigos del poder derrotados o caídos en o para deshacerse de parientes indeseados. Finalmente, existen casos en que hombres mayores deciden ingresar para acabar su vida en la Guardia, dejando sus tierras y bienes a sus hijos.

Pero no sólo de familias nobles se nutre la Guardia. En todo el conjunto de los Siete Reinos, los delincuentes comunes suelen ser puestos a disposición de los cuervos errantes, que recorren los caminos reclutando hombres. De hecho, enviar a los delincuentes al Muro parece ser en sí misma una forma de justicia, siendo abundantes los ejemplos de hombres que deben elegir entre terribles castigos o ser enviados al Muro, o directamente “condenados al Muro”.

Sea cual sea el origen y la razón por la cual un hombre llega al Muro, una vez que ha ingresado en la Guardia su pasado es perdonado y su ascenso depende de sus propios méritos.

Una vez que el recluta es considerado adecuado para la Guardia, será asignado a una de las tres órdenes y al ponerse el sol pronunciará el juramento. Es la última oportunidad para negarse a ingresar en la Guardia. Una vez pasado el periodo de adiestramiento y adjudicado a una orden, llega el momento decisivo en la vida de un hermano de la Guardia, el juramento. A partir de ese momento, olvidado su pasado, quedará ligado de por vida a la defensa del Muro.

Al ponerse el sol, mientras cae la noche y ante el superior de su orden, el recluta pronuncia el juramento de rodillas ante sus dioses:

Al inicio de Juego de tronos, la Guardia de la Noche está en declive. Su número ha ido menguando hasta el punto de contar con menos de 1.000 hombres, menos de la tercera parte de los cuales son guerreros. No puede ya ni siquiera asegurar el mantenimiento material del Muro, incluyendo las necesarias reparaciones y el talado del bosque en la cara norte. Además, no sólo ha descendido el número de guardias, sino muy especialmente el de hombres procedentes de familias nobles y con conocimientos militares, con lo cual la proporción de delincuentes es muy elevada respecto al total.

Este declive no ha sido súbito. Durante los últimos siglos los salvajes no han atacado en masa, hasta el punto de que se han convertido en historias de miedo que se cuentan a los niños del norte. Por ello, la Guardia de la Noche tiene en los Siete Reinos, especialmente en los sureños, poca más consideración que un lugar donde enviar a los delincuentes y, ciertamente, ha perdido atractivo para las casas nobles.

Y ya sabéis lo que se dice. Se acerca el Invierno…

Pretendía citar las páginas de donde saco la información cuando terminara de colgar las entradas de Juego de Tronos, la serie. Pero esta información está calcadita así que me siento en la obligación de ponerlo ya. Para los amantes de Canción de Hielo y Fuego http://www.asshai.com/ es de visita obligada. Y http://www.westeros.org/ cuenta casi el día a día de la serie.

Benjen Stark (papel interpretado por Joseph Mawle)
Capitán de los Exploradores de la Guardia de la Noche, hermano menor de Lord Eddard Stark; cuarto hijo de Lord Rickard Stark.


Jeor Mormont (papel interpretado por James Cosmo)
Lord Comandante de la Guardia de la Noche, conocido también como el Viejo Oso.

Maestre Aemon (papel interpretado por Peter Vaughan)
Principal consejero y sanador de la Guardia de la Noche

Lord Mormont y el Maestre Aemon

Ser Allister Thorne (papel interpretado por Owen Teale)
Maestro de Armas de la Guardia de la Noche.


Yoren (papel interpretado por Francis Magee)
Reclutador de la Guardia de la Noche
Lo siento, pero de Yoren no he encontrado foto

Samwell Tarly (papel interpretado por John Bradley)
Hijo mayor de Lord Randyll Tarly, recluta de la Guardia de la Noche. También llamado Señor Jamón, Ser Cerdi, Lady Cerdi y Lord Jamón


Grenn (Mark Stanley), Pypar (Josef Altin) y Rast (Luke McEwan)
Reclutas de la Guardia de la Noche. (Las fotos de estos tres las dejo para otro día XD)

Y así empieza Juego de tronos.

Ser Waymar Royce, Will y Gared, tres exploradores de la Guardia de la Noche, cabalgan por el Bosque Encantado en pos de unos salvajes. Cuando…







Os dejo con el video de hoy



Y pongo otro interesante de la Casa Stark

4 comentarios:

Marcos Dk dijo...

Ya sabes que apenas he empezado a leerlo, pero esta descripción del muro y su historia me ha dejado impresionado. Como el Muro de Adriano pero sin el como y a lo bestia ^^

Kyra Dark dijo...

Pues ya verás!! La verdad que en el primer libro no tiene un gran peso (no sabéis lo que me cuesta morderme la lengua para no hablar de más y no desvelaros nada de la historia). Pero en los siguientes libros, como podréis suponer, tiene una enoorme importancia. Y si la gente del Muro mola un huevo (bueno, no toda) ya veréis el Rey-más-allá-del-Muro... Aunque no lo sabréis hasta Tormenta de Espadas XDD

Lhyn dijo...

Te han quedado magníficas las entradas (ya te lo he dicho varias veces). Dudo que en otro blog lleguen a ponerle el amor, la ilusión y las ganas que le has puesto tú.

Lo malo es que me has hecho los dientes largos y estoy deseando leer la serie RGRGRGRGRG Y ahora no puedo =(

¡Un besete, guapa!

Kyra Dark dijo...

Ya lo leerás, no te preocupes zs.
De todas formas, todavía me quedan un par de entradas o tres para seguir poniéndote los dientes largos!!
un besito

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.