De nuevo, las Castas


Hace tiempo, escribí una serie de relatos llamado "Guerra de Castas" que este año se convirtió en novela corta y que no está colgado en el blog porque se encuentra a la espera de fallo en un certámen de escritura. No espero ningún tipo de premio ni reconocimiento hacia ella porque me consta que no está a la altura. Así que probablemente a mediados de Julio ya estará en el blog. En ella se habla de un mundo dividido en castas, sacerdotisas por un lado, guerreros por otro, que conviven de forma artificial, no como verdaderos hermanos. En ella se cuenta la historia de Ilya, una sacerdotisa de la Diosa de la Prosperidad y el Progreso (Eala), y de Darien, un guerrero a las órdenes del Dios Daron (el del Puño de Acero y la Espada Invencible).

Su historia apenas dio para cuarenta y siete páginas a doble espacio. Ya está escrita. No hay vuelta atrás.

Pero Krymaria vuelve una y otra vez a mi cabeza y la Guerra de Castas continúa a pesar de que Eala dijo que gracias a ellos la guerra terminaría y las castas se unirían en una sola. ¿Cómo era posible?

Estaba claro que tenía que haber una segunda parte. Una historia más grande en la que poder profundizar en los cultos a las diosas, en la vida de los guerreros y en aquello que había más allá de los muros de piedra de Krymaria. Una historia que narrara al fin la unión de las castas como algo real y no solo la esperanza del futuro. ¿Qué saldrá de esto?

1 comentario:

Lhyn dijo...

Sabes cuánto me gustó "Guerra de Castas" y espero con ansias la segunda parte, ¡pero que no se te ocurra volver a postear el relato hasta el fallo del certamen! *levanta un dedo* Y nada de replicas.

Un besote enorme!

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.