Mi Tiempo



La vida pasa y ella lo intenta. Una y otra vez. Aunque cada día menos. Sigue siendo una extraña.

No le importa. Pero le importa.

Peor aún, le frustra. Un único ser en medio de la multitud. Ajena, rodeada de los que se supone son sus semejantes.

No sólo se frustra, también está confusa. Sobre todo cuando pasa tanto tiempo alejada del mundo en el que realmente se siente como en casa. El de los sueños; el de la magia. El de las letras y las palabras. El de la música silenciosa que envuelve el alma.

A veces, ese sentimiento le hace rugir de ira. Toma la máscara e la indiferencia y cubre la desolación de su rostro. Después cierra las presillas de la adamantina armadura y se parapeta tras la protección de un escudo impenetrable.

Entonces espera. Hasta que el tiempo y la fatiga le hace bajar la guardia. Hasta que el acero se funde en el calor de una palabra amable, de un gesto bondadoso.

Se relaja. Se ofrece. Vuelve a creer en la esperanza.

Y la decepción golpea de nuevo cuando las defensas están bajas.

Siempre lo mismo.

Siempre igual.

*  *  *  *  *


Con esta patética exposición, me despido durante una temporadita. Quiero hacer cambios en el blog y, mientras, quizá también haga alguno en mi vida. Tranquilos, que todos serán para mejor XD.

No me olvido del relato de Lhyn, cuando vuelva lo publicaré entero. El blog de Jenna Vlane sigue activo, es sólo que con el caos y el cansancio que tengo ahora mismo, me cuesta sentarme a escribir.

No sé cuánto tiempo estaré fuera. Pero vuelvo, eso seguro.

7 comentarios:

KaRoL ScAnDiu dijo...

Kyraaaa... espero que esté todo bien...

Que vuelvas pronto, y si necesitas algo, ya sabes donde estoy:D

kissess

Marcos DK dijo...

Ayer paseaba por Qundalast, bordeando el bosque en el que creció Ireth, cuando me encontré a la orilla de un pequeño arroyo plateado un grupo de ninfas cunstodiando una extraña vela que lucía con una brillante llama.

-¿Qué hacéis? -les pregunté.

-Ya no vemos a nuestra amiga Diana en nuestro mundo desde hace tiempo -dijo la ninfa de cabellos plateados.

-Está haciendo un viaje muy lejano y peligroso más allá del puente del arcoiris -siguió la ninfa de pelo azulado.

-Con esta vela queremos alumbrar su camino para que sepa cómo regresar pronto con nosotros -dijo la más pequeña de las tres-. La echamos de menos. Queremos que sepa que esta es su casa.



Aquí estaremos esperándote Diana. A algunos ya sabes dónde encontrarnos para lo que quieras.

Kyra dijo...

Muchas gracias Karol. Un besote grande.
Marcos, tengo que decir que no me considero ñoña, solo a veces y con poca gente. Pero al leer tu pequeño relato-comentario, he de reconocer que se me han humedecido los ojillos y me ha bailado la vista un rato.
Muchas gracias, de verdad. Besotes.

Dama Blanca dijo...

Bueno querida, a veces es emjor dejar las cosas por una temporada y no seguir con ellas para convertirlas en un fracaso; si es lo que necesitas está bien. Espero que todo te vaya lo mejor posible y que tu ausencia sea corta pero revitalizante.
Tranquila, aquí te esperamos.
Besitos!

Kyra dijo...

Gracias, Dama. Creo que todos nos merecemos un descansillo de vez en cuando. Además un descanso en el que no me esté martirizando a mí misma porque tengo que escribir o tengo que visitar blogs... No tengo tiempo. Ahora no tengo tiempo ni fuerzas, y me lo quiero tomar con calma. Pero cuando vuelva... uy cuando vuelva... lo haré guerrera.
Besitos

Azalea dijo...

¡Hola! Espero que todo esté bien, y que vuelvas pronto ;)
Aún así, ¡te sigo!

~ El baúl de los secretos ~
http://elbauldeazalea.blogspot.com/

Amaya F. dijo...

Y yo te leo ahora...
En fin, yo también estoy en tu club de decepción y cambios, si permites nuevos miembros, xd.
Te leo cuando vuelvas.

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.