WISTAIRE


Significado: Glicina.

Lugar de Procedencia: Existen muchas especies de hadas de los lagos. Wistaire vive en la misteriosa profundidad de los pequeños lagos de montaña. Encontrarse con un pequeño lago de montaña es algo mágico y sagrado que, de repente, silencia nuestros pensamientos y calma el cansancio producido por la escalada; todo parece rodear las voces de los pájaros, de los insectos y de los pequeños animales del bosque y allí, sobre la superficie, la quietud. Y nuestra alma se sorprende en silencio, incapaz de hablar, conmocionada y en una actitud de profunda reverencia frente a esta inesperada belleza.
Y en este particular estado de nuestra conciencia es cuando se puede legar a percibir un canto de increíble dulzura: la voz de las hadas del lago, de los espíritus luminosos que habitan en sus profundidades.
Cuando el sol empieza a ocultarse tras las cimas de las montañas y el cielo adopta un cálido y transparente brillo y se tiñe de profundos cobaltos y de intensos escarlatas, las hadas salen a la superficie del lago y su canto, transportado por la brisa de la noche, se extiende a su alrededor. Todo ser viviente se siente vivo al escucharlo... Con el canto de las hadas se funden las voces del alma de todo aquello que vive y, también nosotros, absortos en nuestra contemplación, podemos unirnos a ese canto en el silencio.

Mensaje: "Mira cómo el espejo del pequeño lago le roba el azul del cielo al crepúsculo y brilla al igual que una piedra preciosa engarzada entre las cumbres de las montañas, antes de que la noche lo oculte tras su manto lleno de estrellas... Parece como si ahora nada pudiese turbar esta profunda calma... Dejaos mecer suavemente por este silencio y no tengáis ningún temor.
"Todos y cada uno de tus pensamientos se deslizan sobre la lisa superficie del agua y se hunden en el cielo que se refleja en el pequeño lago. Ahora, el tiempo parece haberse detenido y todo es magia a su alrededor... He aquí la llave que abre las puertas del corazón para que tu alma libre pueda ir a mirarse en el agua, convertida en plata brillante y, así, ver reflejada su imagen.
"Mi voz llega limpia hasta ti porque ahora puedes oírla... porque ahora tú mismo te has convertido en esa voz que se extiende en el encanto de la noche, rozando discretamente el oído del corazón de aquel que esté dispuesto a escucharla."

Sugerencia: "De vez en cuando, a lo largo del "camino", de forma inevitable nos llega el momento de la verificación, el momento en el que nos encontramos frente a nosostros mismos y en que nos es mostrado, al igual que en un espejo, aquello que somos o que creemos ser. Este espejo conserva exactamentente nuestra imagen aunque refleja también aquello que todavía vive oculto en nuestro interior.
"Es nuestro Espíritu, nuestra verdadera esencia, el que cuando llegamos a una etapa fundmental de nuestra vida viene a nuestro encuentro, colocándose ante nosotros como un espejo mágico que nos muestra el futuro, es decir, aquello que todavía no somos pero en lo que podemos convertirnos. Resulta muy difícil mirarse en ese espejo porque en él vemos también el reflejo de todo aquello que aún permanece dormido en nuestro interior. Podemos contemplar el terrorífico aspecto de unos "dragones adormilados dentro de las cuevas", guardando los tesoros que se esconden en ellas... Tesoros que son los dones que nos esperan, aquellos que nuestro corazón habrá conquistado. El valor del corazón despierta el "sueño del dragón", es decir, todo aquello que no queremos ver de nosotros mismo, aquello que nos da miedo... todo aquello que obstaculiza nuestro camino, pero que también despierta las cualidades que posee nuestro corazón, las únicas con las que podemos enfrentarnos a nosotros mismos. El valor es la acción más justa del corazón: la unión del intelecto, de la voluntad y del amor. Tu espíritu, más allá del espejo, te mira sonriente a los ojos y te tiende su mano... También tú posees el valor del corazón, pero quizá todavía no lo sepas..."

Las Cartas de los Elfos, las Hadas y los Duendes. Tuatha na Sidhe,
Tiziana Mattera
Ediciones Obelisco.

Todo sea dicho... Parece muy fácil, pero duele mirar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Todo lo que quieras comentar, estaré encantada de leerlo y publicarlo. De hecho, quedaré más que agradecida.